PAYSANDÚ
(EN/ES)
A couple of months ago Carola sent me a message with a broken voice, telling me how they had “intervened" (I do not know what word to use) with the word “puta” (“slut” in spanish) a wall that I had painted 3 years ago, and that she had managed. Those same days other painted that said "witch hunt" among other things. On a wall with the face of a woman, who happens to be 1 block away from a women's center, and in these hectic times, this felt sadly violent.

A concentration of a feminist group was made, and then a festival of muralism by women, in an attitude of "you cover a wall and I we will make 10". But this time, our walls spoke of empathy, of love, of support. Because we fight hate it proudly from love. You can see the murals that in @hayequipo. For my part, I dedicate myself to remaking mine 3 years later. Thanks to Carola for managing the wall before and now, to all those who participated in the meeting, and thanks to the person who made the intervention, thanks to that we reaffirm what we already know, that together we are stronger.
.
Hace un par de meses Carola me mandó un mensaje con la voz quebrada, contándome cómo habían “intervenido” (no se qué palabra usar) un muro que yo había pintado hace 3 años, y que ella había gestionado. Esos mismos días aparecieron otras pintadas “cacería de brujas” decían, entre otras cosas, que ni quiero ahondar. En un muro con el rostro de una mujer, que casualmente está a 1 cuadra de un centro de mujeres, y en estos tiempos agitados, esto se sintió tristemente violento.

Sobre todo lo que pasó en las redes al respecto da para hablarlo en otro momento. Me quiero concentrar en lo que pasó después. Se generó una concentración de un grupo femenista, y un festival de muralismo por mujeres, en una actitud casi de “me tapas un muro y te hago 10”. Pero esta vez, nuestros muros hablaban de la empatía, del encuentro, del apoyo. Porque el odio lo combatimos orgullosamente desde ahi.
Pueden ver los murales que surgieron en @hayequipo. Por mi parte me dedique a rehacer el mío, 3 años después. Gracias a Carola por gestionar el muro antes y ahora, a todas las que participaron del encuentro, y gracias a la persona que hizo la intervención, que gracias a eso reafirmamos lo que ya sabemos, que juntas somos más fuertes.

Paysanú 2018